¡Bienvenidos!

Espero que el Señor pueda mostrarle un amor más ligado a las sagradas escrituras y que ellas sean quienes le guíen en su diario caminar por las veredas de este mundo y le conduzcan con sabiduría al cielo, lugar de nuestro destino.
Con amor en Cristo Jesús: Isaac Salmerón

domingo, 22 de enero de 2012

¿Dónde está SODOMA y GOMORRA en la actualidad?


   Ningún rastro de Sodoma y Gomorra ha sido hallado; pero se cree que el sitio está en el área ahora sumergida bajo las aguas del mar Muerto, al sur de la península el-Lisan (“la lengua”). Esta área era indudablemente conocida como el valle de Sidim, originalmente una fértil llanura irrigada por 5 arroyos, los que ahora fluyen desde el oriente y el sureste hasta esta parte del mar Muerto. Esto está implicado en la explicación, “el valle de Sidim, que es el mar Salado” (Gn. 14:3).
A lo largo del extremo sur del lado occidental del mar Muerto está el monte conocido como Jebel Usdum (“monte de Sodoma”) de 213 mts. de altura, constituido mayormente por una masa de sal cristalina de ca. 8 kms. de largo. Su nombre refleja la tradición de que Sodoma estaba ubicada en esta área.  

JEBEL USDUM, que muchos creen que era el lugar de la antigua Sodoma.
La destrucción de Sodoma, Gomorra y otras ciudades del valle, puede haber sido el resultado de relámpagos que encendieron los escapes de petróleo y gas que eran abundantes en la región. Alrededor de 8 kms. desde la ribera del mar Muerto en una elevación de ciento cincuenta y dos mts., al sureste de la península Lisan está *Bad ed-Drá, la cual sirvió como un lugar santo para los habitantes del área. La cerámica indica que el sitio fue frecuentado desde ca. 2300 hasta ca. de 1900 a. de J.C. Esto parece indicar que Sodoma y Gomorra fueron destruidas ca. 1900 a. de J.C., durante el tiempo de la vida de Abraham. Desde la vecina Hebrón, Abraham miró en dirección a Sodoma y Gomorra y vio “el humo que subía de la tierra como el humo de un horno”.

2 comentarios:

JNata dijo...

El ser humano, siempre con la ilusa necesidad de buscar explicación a lo inexplicable, las cosas de Dios son inexcrutables.

JNata dijo...

Salados